Con la tecnología de Blogger.

AMAZONÍA ARRASADA El Grupo Melka y la deforestación por palma aceitera y cacao en el Perú

| | 0 comentarios


foto: Oxfam

En los últimos años los proyectos de palma aceitera se han multiplicado en Perú. El escenario para desarrollarlos es la Amazonía, que representa más del 60% del territorio peruano. Durante años, el cultivo de palma estuvo en manos de empresarios peruanos. Sin embargo, actualmente numerosos empresarios extranjeros están en la búsqueda de tierras para invertir en este negocio. La investigación Amazonía arrasada: El Grupo Melka y la deforestación por palma aceitera y cacao en el Perú, elaborada por el equipo de Convoca, liderado por la periodista Milagros Salazar, que contó con la colaboración de las organizaciones Kene y Oxfam, documenta la expansión de palma aceitera y cacao en Loreto y Ucayali, así como las malas prácticas, nexos y estrategias para acceder a tierras y desarrollar este negocio a gran escala.

Dennis Melka, empresario estadounidense, de nacionalidad checa, es un cuestionado actor en la inversión de palma en Perú. Fundó Asian Plantations Limited, una compañía con sede en Singapur que adquiere y desarrolla plantaciones de palma aceitera en Sarawak, Malasia, y se encuentra en permanente búsqueda de inversionistas para expandir sus operaciones. Se calcula que en ese país, el segundo productor de aceite de palma del mundo, la disponibilidad de tierras se agotaría el 2020 debido a agresivas plantaciones. Por ello, Latinoamérica y el Perú son plazas importantes para los inversionistas malayos.

En esa dinámica -explica la investigación-, Melka creó un conglomerado con una veintena de empresas en el país, que empezó a solicitar tierras a algunos gobiernos regionales y a adquirir predios de particulares. Desde el 2010, el empresario empezó a crear una red de empresas en el Perú con un capital social de apenas 1.000 soles. Hoy su grupo empresarial está conformado por 25 empresas, de las cuales 16 están activas y han registrado un sostenido incremento de capital que bordea los 200 millones soles.

Entre estas razones sociales, dirigidas a cultivos de cacao o palma, aparecen las que solicitaron -de manera fraccionada-, más 100 mil hectáreas de tierras a los gobiernos regionales de Loreto y Ucayali. Sin embargo, no se logró el visto bueno del Ministerio de Agricultura para obtener las tierras a través de esta modalidad. De acuerdo con la investigación de Convoca, fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores informaron a fines de 2014 que Dennis Melka nunca compartió con ellos sus planes de invertir en Perú. El empresario optó por ir directamente a los gobiernos regionales de Loreto y Ucayali. “Los funcionarios de ambos gobiernos regionales jugaron un rol fundamental en la implementación de los proyectos de sus empresas, y sirvieron como consejeros para que el empresario checo pudiera elaborar una estrategia eficiente para obtener tierras”, recoge el estudio.

LA ADJUDICACIÓN DE TIERRAS

¿Cómo el grupo se adjudicó las tierras? Ante los problemas para acceder a ellas, Melka empezó a buscar terrenos de agricultores en Tamshiyacu, distrito de Fernando Lores, Loreto. Ahí se convenció a la mayoría de productores de vender sus terrenos de 49,7 hectáreas por 5.000 soles.

Los proyectos de Dennis Melka se encuentran en proceso de implementación en Loreto y Ucayali y se han podido iniciar vía la compra de predios rústicos a particulares, evadiéndose la aprobación de estudios de impacto ambiental, autorizaciones de cambio de uso del suelo y programas de adecuación de manejo ambiental. En Loreto, la suma de los predios comprados superan las 3.000 hectáreas. En Ucayali, la Asociación de Productores Agropecuarios Las Palmeras de Tibecocha, que agrupó a otras pequeñas asociaciones, le vendió 5.000 hectáreas.

Las empresas de Melka han deforestado miles de hectáreas en Loreto y Ucayali. Las autoridades de las fiscalías especializadas en medio ambiente investigan estos hechos, sin embargo, todavía no han formalizado ninguna denuncia. A juzgar por las imágenes satelitales y resoluciones de la Dirección General de Asuntos Ambientales Agrarios del Ministerio de Agricultura, se han deforestado más de 13.000 hectáreas. El Ministerio Público investiga actualmente a las empresas de Dennis Melka por delito contra los bosques y usurpación de tierras. Hasta el 2015, los procesos permanecieron estancados. Pero a fines de enero de 2016, la investigación fiscal parece encontrar un nuevo rumbo: el Fiscal Provincial en Materia Ambiental de Loreto-Maynas, Pablo César Ormeño Quiroz, admitió la solicitud de la Procuraduría Pública Especializada en Delitos Ambientales del Ministerio del Ambiente de incluir a Dennis Melka en la investigación como “autor mediato del delito Contra los Bosques o Formaciones Boscosas”.

“Este es un caso simbólico en el que un empresario extranjero busca expandir sus negocios en la Amazonía peruana sin respetar las leyes y valiéndose de una red de relaciones para lograr la máxima rentabilidad a costa de los derechos fundamentales de decenas de pobladores”, señaló Milagros Salazar, quien realizó la investigación junto a la periodista Dánae Rivadeneyra y otros miembros de su equipo.

 Fuente: Oxfam
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Facebook Dribbble Tumblr Last FM Flickr Behance